PyConES 2015: Crónica de un evento inolvidable

Esta es la primera crónica que escribo de una conferencia a la que asisto desde que existe este blog. Y no puedo dejar de pensar que «ya iba siendo hora», porque en todo este tiempo he ido a 3 PyConES, 2 PyData London, 1 PyConSE y 1 SciPy LA. Todas ellas fueron especiales a su modo y me enseñaron mucho, pero la tercera PyCon España que se ha celebrado en Valencia ha significado el fin de semana más emocionante (y estresante) de mi vida. Va a ser una crónica un poco rara porque solo fui a una charla, pero aun así la quiero compartir con vosotros para dejar de sentirme culpable, empezar a relatar todos los eventos a los que vaya a partir de ahora y contaros nuestra experiencia «desde la retaguardia».

El 4 de enero de este año le mandaba a Quique Porta un correo electrónico proponiéndole cómo nos íbamos a distribuir el trabajo para la PyConES 2015, así que podemos decir que la gestación de esta conferencia ha sido más larga que un embarazo humano xD Desde entonces hemos tenido más de 15 videoconferencias entre Marcos, Javi, Mai y yo en las que hemos ido avanzando poco a poco hasta el momento clave del fin de semana del 20 al 22 de noviembre.

Así empezó la PyConES 2015...
Así empezó la PyConES 2015...

El viernes una expedición de 8 intrépidos aeronáuticos (más 1 ingeniero naval infiltrado) partió desde Madrid rumbo al que iba a ser un evento muy especial para el equipo de AeroPython: batíamos récords de asistencia, contábamos con patrocinadores de la talla de Airbus y Skyscanner y dos compañeros, Carlos y Siro, daban un taller habiendo aprendido Python hace tan solo 1 año (¡1 año!). Yo aun así estaba extremadamente nervioso porque intuía que las tareas organizativas me absorberían para todo el fin de semana, como al final sucedió.

El momento en que me mentalicé de que ya estaba allí fue cuando entramos en el aparcamiento de la UPV y vi los globos de Django Girls dentro del aula. Desvirtualicé a Marcos y Javi, a quienes no conocía en persona, abracé a Mai y fui a ver que las chicas estaban súper concentradas poniendo un blog en producción, así que no quise molestar más. Mientras tanto, terminaba el taller de algoritmos genéticos y sistemas complejos, del que recibí opiniones muy positivas, así que no podía dejar de sentirme orgulloso :)

El viernes llegó el momento clave, y después de instruir a los voluntarios cómo nos tenían que ayudar, de mover cajas de arriba a abajo y de colocar mesas y carteles en su sitio, me desplacé al Paraninfo para inaugurar la conferencia. ¡Ya desde los buenos días se veía que la gente que estaba con muchas ganas!

¡Ahí tenía por fin a Yamila! Después de que pringase en 2013 y de que la vetasen en 2014 yo ya me había puesto entre ceja y ceja que teníamos que escuchar una charla suya, y aceptó encantada ser la keynoter que abriría la PyConES15. Yami y yo hablamos mucho sobre diversidad y sobre cómo atajar los problemas del mundo de la programación, y aunque yo me tengo por bastante informado en la materia su ponencia sobre los privilegios que tenemos y que no reconocemos fue tremendamente reveladora, muy bien hilada y me hizo reflexionar profundamente.

Tras ajustar un poco el horario (empezamos con un poquito de retraso y la gente tenía muchas ganas de hacer preguntas) se fueron sucediendo las charlas y los descansos en el café, mientras yo correteaba de un lado para otro (ocasionalmente con un casco de obra amarillo en la cabeza). Me acerqué a hablar con los patrocinadores para preguntarles si estaba todo bien, cosa que nunca antes había hecho, y que estaba en mi lista de cosas por mejorar. ¡Bien!

A pesar de que fui incapaz de ver una sola charla el sábado, tuve la oportunidad de hablar con mucha gente: desvirtualicé al bueno de Pablo Galindo, con quien me reí muchísimo e intercambié opiniones sobre la situación de la comunidad en Granada; comí con la gente de Guadatech, con quienes hablé sobre Python Almería y posibles iniciativas que podríamos llevar a cabo junto con Python España, y tuve oportunidad de hablar con los cracks de Circolab, entre ellos Víctor Díaz y Pablo Clemente (¡que se quería hacer una foto conmigo!). Coincidir con gente tan abierta y tan inteligente me llenó de emoción y me mantuvo activo durante todo el día, a pesar de que había dormido poquísimo.

Llegó el momento clave de las charlas rápidas, en las que tomé prestadas unas cuantas ideas de Juan Pedro Fisanotti cuando estuve en Argentina, y creo que la gente se divirtió mucho (¡aplaudieron incluso con la explicación!). Ahí dejé mi pequeña contribución a la conferencia, dando una charla de 5 minutos (en la que me sobraron 2) sobre cómo ir de la Tierra a Marte usando Python.

Y tras las charlas rápidas llegó otro momento muy importante que llevábamos preparando desde hacía meses: la Asamblea Extraordinaria de Python España. Definitivamente avanzamos a pasos agigantados, arreglamos malentendidos, establecimos muchos puntos en común e implicamos a la gente. Sentí que las conversaciones fueron muy constructivas y que la gente participó mucho, a pesar de estar exhaustos tras un día entero de charlas. Si bien nuestra estrategia de comunicación estos últimos dos años ha sido mala, creo que la asamblea del sábado fue un contundente golpe de timón. Me quito el sombrero con la comunidad que tenemos.

Después de las PyBirras del sábado por la noche y de dormir tres horas llegó el domingo, que fue mucho más tranquilito. Se sentía en el aire cierta melancolía porque de repente se había pasado la mitad de la conferencia y aquello se acababa. Escogí cuidadosamente la única charla a la que quería ir: la de Guillem Borrell sobre cómo usó Python en su tesis sobre turbulencia. Una charla que llevaba años queriendo escuchar, desde mucho antes de la primera PyConES, porque en cierto sentido fue la que me trajo hasta aquí. Críticas al lenguaje muy bien razonadas y un panorama alentador para el uso de Python en ámbitos científicos y académicos: no podía pedir más.

Mientras caía la tarde aproveché para conocer el lado más humano de los que habían sido mis compañeros de fatigas durante meses. Como no puedo dejar de hacer el payaso, incordié a Marcos con mi torpeza con las tecnologías frontend, a Javi con las paellas «a la madrileña» y a Mai con el feminazismo. Lo dije varias veces y lo diré una vez más: con un equipo así, se organizan conferencias de lo que sea.

De vuelta al Paraninfo clausuró Víctor Terrón la PyConES 2015 con una charla muy didáctica sobre el algoritmo de Djikstra. Yo a esas alturas ya me caía de sueño y me notaba flaquear las fuerzas, pero todavía nos llegó para hacer un accidentado sorteo de libros, hacer volar camisetas por la sala y, con un nudo en la garganta, despedirnos de todo el mundo hasta el año que viene.

Como cosas a corregir de la conferencia... la verdad es que tengo unas cuantas :) No os voy a aburrir aquí con ellas, porque entre mis tareas pendientes está redactar un documento de lecciones aprendidas, como el que ya hicimos en 2013, para que puedan utilizarlo los próximos. Sí quiero aprovechar para agradecer a la gente que nos hizo sugerencias y críticas constructivas.

Este ha sido un año importantísimo para la comunidad de Python en nuestro país: EuroPython, PySS, Django Girls Valencia, PyConES y Django Girls Barcelona conforman una lista de eventos que debería ser un orgullo para todos nosotros. Un año de logros y de emociones que marcará un antes y un después.

No sé dónde será la PyConES 2016, pero sí sé que si le ponemos las mismas ganas e ilusión que le hemos puesto a la de este año, sumada a la experiencia cada vez más sólida que tenemos, tendremos un evento que volverá a pulverizar marcas, a deleitar a todo el mundo y ser cada vez más diverso y más importante.

Nos vemos en la próxima PyConES ;_)

Juan Luis Cano

Estudiante de ingeniería aeronáutica y con pasión por la programación y el software libre. Obsesionado con mejorar los pequeños detalles y con ganas de cambiar el mundo. Divulgando Python en español a través de Pybonacci y la asociación Python España.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterLinkedIn

7 thoughts on “PyConES 2015: Crónica de un evento inolvidable

  1. Com ya te conté mi opinión sobre esta PyCon (positiva), no es necesario que te la repita aquí. Intentaré volver a la siguiente, aunque espero que no vuelva a coincidir con el cumpleaños de mi chica. Y podrías haber ido a otra charla mejor que la mía ;)

    1. Muchas gracias Guillem, vamos a prestar un poco de atención a las fechas el año que viene :) Y bueno, sé que me perdí unas cuantas charlas buenas pero no se puede estar a todo ;) ¡Un saludo!

  2. Comparto totalmetne que organizar una PyConES es lo más estresante y bello que he hecho nunca. Eso si, todo es mucho más fácil si se cuenta con un equipazo. Muchas gracias por la crónica. Nos vemos en la siguiente :)

Leave a Reply